Anacleto, agente secreto - Varios

Anacleto, agente secreto - Varios

Comics Gratis comic historieta humor


Anacleto, agente secreto es una serie de historietas creada por Manuel Vázquez a mediados de los años 60 para las revistas de la Editorial Bruguera, y protagonizada por el personaje homónimo.

La serie es una parodia de las novelas y películas de espías; según algunos, el modelo de Anacleto sería James Bond; el propio Vázquez, sin embargo, aseguró en una ocasión que se había basado en Maxwell Smart, el protagonista de la serie televisiva Superagente 86. En Anacleto se hace uso continuado de todos los gags relacionados con el género: mensajes secretos, microfilms, agentes dobles, etc.

Anacleto se publicó en varias revistas de Bruguera, como Pulgarcito, El DDT, Din Dan, Gran Pulgarcito y Mortadelo.

El protagonista es un hombre joven, de pelo negro, con un característico mechón en el flequillo y nariz alargada. Viste traje negro con camisa blanca y pajarita. En la boca tiene permanentemente un cigarrillo. El otro personaje de la serie es el jefe de Anacleto, gordo, con la cabeza absolutamente calva y gafas. Para marcar iconográficamente la diferencia de status, el jefe fuma gruesos cigarros puros. Ocasionalmente aparece el Profesor Boro.

Uno de los temas recurrentes de la serie es la relación de Anacleto con su jefe. Éste manda a Anacleto a las misiones más difíciles, de las que sale frecuentemente mal parado, y le niega sistemáticamente los anticipos que su subordinado le solicita una y otra vez; por su parte, Anacleto procura engañar a su jefe siempre que puede. Este es el aspecto en que la serie toma un sesgo más costumbriresta, e incluso de leve crítica social.

Los decorados, mayoritariamente urbanos, son minimalistas y esquemáticos, como es frecuente en la escuela Bruguera. Otro escenario frecuente es el desierto, en especial el del Gobi; acudir allí para realizar alguna misión es la fobia principal del protagonista, que asediado por la sed solo ve espejismos en los que cae y desprecia el chiringuito real, en el caso de poder usarlo solo consigue dos bocadillos de anchoas y en último lugar al pedir la ansiada cerveza el chiringuito cierra por cualquier motivo y se queda tirado aún más sediento. En segundo lugar las misiones en montañas altísimas que al final están dotadas de ascensor.

En varias ocasiones el malo de la historieta es el propio autor, bajo el nombre de el malvado Vázquez.

Fuente:




Autor: Hermenegildo93
http://libros-online-gratis.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario