"Qué es el qué" ... un libro sobre Sudán

"Qué es el qué" ... un libro sobre Sudán

africa pobreza libro Sudan



"Qué es el qué", un libro conmovedor sobre Sudán






Me enteré de la existencia del libro What is the what, escrito por Dave Eggers, el mes pasado, durante una visita a Sudán. Cuando pasé por Kampala me lo compré y hace pocos días he terminado de leerlo. Si hubiera podido, me habría bebido sus 540 páginas en tres días, porque es una de esas obras que te conmueve desde el principio y te hace congeniar con su protagonista. Editorial Mondadori lo acaba de publicar en castellano. Yo se lo regalaría a todo el mundo, si pudiera.



En este asombroso relato, Dave Eggers -uno de los genios de la nueva literatura norteamericana- narra la vida de Valentino Achak Deng, uno de los "niños perdidos" de la guerra que mató a casi tres millones de personas en el sur de Sudán y que terminó hace apenas cuatro años. Uno de los aspectos más sangrantes que tuvieron lugar durante la segunda fase de este conflicto, de 1983 a 2005, fue el increíble sufrimiento por el que pasaron miles de niños que salieron de sus poblados huyendo de todos los horrores imaginables: los bombardeos con helicópteros del ejército de Jartum, las incursiones de las milicias pro-árabes a caballo que mataban e incendiaban de forma indiscriminada, la captura de miles de niños y niñas para venderlos como esclavos, y el reclutamiento forzoso de menores por parte de los rebeldes del SPLA.



Valentino Achak Deng es uno de estos niños. Cuando empieza a recordar su vida vive en Estados Unidos, país que en 2001 ofreció acoger a unos 5.000 de estos niños que se encontraban entonces en el campo de refugiados de Kakuma. Acaba de ser víctima de un atraco por parte de unos ladrones, que le han dado una paliza. Atado y amordazado en un rincón de su casa desgrana los detalles de su infancia en un monólogo interior que se dirige a sus asaltantes, negros como él, pero de otro mundo. El padre de Valentino era un comerciante dinka en Marial Bai que trataba a todos, árabes y negros, con amabilidad y sin prejuicios. En una de esas veladas en su casa, aún muy de niño, nuestro protagonista recuerda haber oído una leyenda que explica la separación entre estos dos pueblos que nunca han podido vivir juntos en Sudán: cuando Dios creó a los primeros seres humanos, les dio a elegir entre el ganado y el "qué", un misterioso regalo. Los dinka, al ver la belleza de las vacas de largos cuernos y darse cuenta de que podrían vivir con su leche y su carne, eligieron el ganado, la creación divina más perfecta, y a los árabes les entregó el "qué". Y surge la pregunta: "Pero qué es el qué", y el padre de Valentino contesta: no lo sabemos, nadie lo sabe. Pero Dios había dado lo mejor de sus criaturas a los dinka y dejó a los árabes viviendo en el desierto, sin agua ni suelo para cultivar. Y ahí empezaron los problemas.



Cuando estalla la guerra, Valentino es testigo de las mayores atrocidades y no tiene más remedio que escapar para sobrevivir. Pronto se encuentra con muchos otros niños que han perdido a sus padres, y empiezan una larguísima peregrinación que les hará recorrer selvas y desiertos durante miles de kilómetros para escapar de peligros mortales. Sin embargo, esa huída se convierte a menudo en un itinerario hacia la muerte y muchos de los miles de "niños perdidos" sucumben por el camino, a merced de fieras salvajes, enfermedades, hambre y bandas armadas. Valentino pasó 14 años como refugiado, primero en el campo de Pinyudo, en Etiopía, y más tarde -cuando el nuevo gobierno etíope expulsó al SPLA y a todos los refugiados de Sudán meridional de su territorio- y más tarde en el de Kakuma, en la árida e inhóspita región del norte de Kenya. El relato de la vida en los campos de refugiados es, probablemente, la parte más conmovedora de este libro: "En el mundo occidental -reflexiona Valentino- hay una percepción de que los campos de refugiados son algo temporal. Cuando se muestran imágenes de un terremoto en Pakistán y se ve a los supervivientes en esas vastas ciudades de tiendas de campaña esperando a que les den comida, la mayor parte de los occidentales creen que estos refugiados volverán pronto a sus hogares y que los campos serán desmantelados quizás en seis meses. Pero yo crecí en uno de estos campos. Viví en Pinyudo tres años, en Golkul uno y en Kakuma diez. Este último no es el peor lugar en el continente africano, pero está entre ellos. Y sin embargo, los refugiados crean allí una vida que se parece en algo a las vidas de otros seres humanos: allí comíamos, hablábamos, reíamos y crecíamos. Se comerciaba, la gente se casaba, nacían bebés, algunos enfermos se curaban, y los que no se iban al más allá. Nosotros, los chicos, íbamos a la escuela, donde intentábamos permanecer despiertos con una comida al día mientras los encantos de nuestra maestra Miss Gladis o de chicas como Tabhita nos distraían".



Valentino pierde a algunos de sus mejores amigos. Se enamora de Tabhita, una muchacha sudanesa también reasentada en Estados Unidos que un día es asesinada por uno de sus compatriotas. En un mundo lleno de violencia y crueldad, su relato -teñido de inocencia y muy a menudo de un gran sentido del humor- nos toca alguna fibra sensible muy dentro que nos hace admirar la gran humanidad que aflora en las circunstancias más adversas que pueden destrozar la vida de un joven.

















Post que llegaron al Top:






ESPERO SUS COMENTARIOS.




















Autor: tonyjagger63
http://libros-online-gratis.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario