Friedrich Nietzsche - libros [mediafire]


.







Friedrich Nietzsche










un poco de su biografia:





Friedrich Wilhelm Nietzsche nació en 1844, en el presbiterio de Roecken, en Prusia. Procedía de una familia de luteranos. Su padre, hombre delicado y muy culto, también pastor, murió cuando Nietzsche contaba con sólo cinco años, en 1849 , por lo que la familia se trasladó a Naumburgo, donde Nietzsche creció en un ambiente exclusivamente femenino, entre su abuela paterna, su madre, tres tías y su hermana Elisabeth. Nietzsche dirá años más tarde que en realidad él se ha educado a sí mismo, aludiendo a la falta de una dirección rigurosa y varonil que dirigiera su educación. Fue un niño prodigio: aún se conservan sus ensayos de composición musical en los que ya se advierte su agudeza y la sensibilidad de artista que señala toda su obra posterior. Un niño prodigio, sí, pero hay que apresurarse a disipar la sospecha, en el caso de Nietzsche, de niño repelente y rebelde, sólo preocupado por sus libros. En la escuela humanística de Pforta, centro docente entre los de más prestigio en Europa, donde ingresó becado por la ciudad de Naumburgo, dejó constancia, al tiempo que de su inmensa capacidad de estudio y su clara inteligencia, de su carácter abierto y alegre, por el que varias veces hubo de ser severamente castigado. Su respeto a las formas y costumbres propias del ambiente en que ha sido educado -un ambiente de religiosidad estrictamente ortodoxa, primero en una familia de religiosos, y luego siempre en centros cuya rigidez de criterio en materia religiosa dejaba pocos resquicios a la duda y a la investigación- supone para él un lastre, que sólo alcanza a romper parcialmente, con su marcha a Bonn y a Leipzig, donde, por deseo de su madre debe estudiar teología, pero cuyas universidades le descubren la filología, que gana la partida frente a la teología, y más tarde la filosofía, que, a través de el filósofo alemán Arthur Schopenhauer, se manifiesta como su verdadera vocación. Su formación como filólogo, no obstante, supone para él una nueva atadura, un nuevo obstáculo en el camino hacia su auténtica meta. Es verdad que le proporciona los instrumentos, el método científico, la inquebrantable fidelidad a la verdad científica, la ética del pensador, pero también le alejan de la libertad a la que aspira.



A los veinticuatro años es nombrado profesor de filología en Basilea. Un verdadero triunfo, es verdad, y más aun, porque proporcionó a Nietzsche los días más bellos de su vida, santificados además, como él mismo dice, por su amistad con el compositor alemán Richard Wagner. Pero un triunfo muy caro, porque supone aceptar cargas y deberes, ligaduras y afectos que impiden volar, que incluso constriñen la voluntad.



Hay que estar atento a las grandes contradicciones de Nietzsche, que después había de romper con Wagner, para sonsacar el tronco central de su obra, que no se contradice nunca porque se eleva verticalmente hacia la superación. Después de su “Así hablaba Zaratustra” viene “El Origen de la Tragedia” un libro filosófico y poético que muestra que la tragedia no sólo depura las pasiones, sino que puede ser el final depurador de las glorias o de las derrotas si el artista la eleva de punto.



Nietzsche ejerció mucha influencia sobre la literatura alemana, así como sobre la literatura europea y la teología. Sus conceptos han sido discutidos y ampliados por personalidades como los filósofos alemanes Karl Jaspers y Martin Heidegger, el filósofo judío alemán Martin Buber, el teólogo germano-estadounidense Paul Tillich, y los escritores franceses Albert Camus y Jean-Paul Sartre. La proclama de Nietzsche “Dios ha muerto” fue utilizada por teólogos radicales posteriores a la II Guerra Mundial (en especial por los estadounidenses Thomas J. J. Altizer y Paul van Buren) en sus intentos por adecuar el cristianismo a las décadas de 1960 y posteriores.



Su delicada salud (estuvo afectado toda su vida por su poca vista y sus constantes jaquecas) le obligó a retirarse en 1889. Al cabo de diez años sufrió una crisis nerviosa de la que nunca se recuperó. Murió en Weimar el 25 de agosto de 1900.





______________________________________________________________________





libros:





Humano demasiado humano











Humano, demasiado humano, libro en el cual se engloban reflexiones que van desde problemas tan profundos como La química de las ideas y los sentimientos hasta otros en apariencia triviales como las recomendaciones para una Táctica de la conversación, pero que en la brillante y apasionada pluma de Nietzsche adquieren su fundamental importancia para todos aquellos que tienen la misión de liberarse de “las ataduras del deber”, como una primera victoria en el camino de constituirse hombres libres.











_______________________________________________________________________





Ecce Homo










Ecce homo. Cómo se llega a ser lo que se es; es uno de los últimos libros del filósofo alemán Friedrich Nietzsche y está considerado como uno de los más agudos y desesperados retratos autobiográficos de la literatura moderna.



En él, Nietzsche, casi al borde de la crisis que le llevará a ser internado en un hospital psiquiátrico, pretende realizar un último intento por dar a conocer su filosofía, presentándose a sí mismo como autor de las obras que, según él, cambiarían la historia del pensamiento y quizá el curso de la Historia misma. El filósofo alemán se descubre a sí mismo como portador y emblema del valor dicotómico que distingue su filosofía: describe y relee toda su vida bajo la dolorosa óptica de lo dionisiaco/nihilista. En este sentido, terminará su autobiografía con una pregunta: "¿Cristo o Dioniso?", identificando (por enésima vez en su obra) el Cristianismo con la negación extrema de los valores vitales postulados por él en su concepción del superhombre ("Übermensch".



Ecce homo es quizá uno de los intentos más conscientemente escandalosos y provocadores de toda la obra de Nietzsche, quien con sus hipérboles buscaba desquiciar el puritanismo creciente de la mentalidad europea de aquel periodo. De hecho, probablemente para evitar tener que hacer frente a exégesis "escandalosas", fue simplemente descartado por la mayoría, y no sólo por sus enemigos "teóricos", como la obra de un loco. Más tarde, sin embargo, contó este libro entre sus admiradores al mismo Sigmund Freud, que animó a sus colegas, en una de las reuniones de la recién nacida Sociedad de Psicología, a no pasarlo por alto y a considerar la profunda e impresionante lucidez que emana de la obra.



fuente:Wikipedia











______________________________________________________________________





Aforismos










Un aforismo, es una sentencia breve y doctrinal que se propone como regla en alguna ciencia o arte.



Este libro no queda exento de tal definición, ya que aquí se encuentran presentes una selección de sus mejores aforismos y, en ella, las sentencias filosóficas más definitorias del autor.



Este libro sería una primera mirada al pensamiento de Nietzsche ya que encierra sus definiciones más básicas y, a la vez, las más avanzadas también. Si se quisiera profundizar sobre el origen de determinada aseveración, se encuentra al pie del aforismo el libro al que pertenece.

Abarca temas muy diversos desde Dios, el fracaso y los alemanes, hasta largas distensiones sobre el amor.











______________________________________________________________________





Asi habló Zaratustra










Así habló Zaratustra es el libro más célebre y controvertido de toda la obra nietzscheana; en la que Nietzsche expuso algunas de sus tesis fundamentales, tras haber realizado una serie de radicales críticas contra la cultura burguesa de su tiempo y contra la tradición cristiana que la sustentaba, esto es, con los valores sociales existentes. Esta obra tuvo un origen especial, de carácter místico y contemplativo, en dos "visiones" que su autor tuvo en 1881 y en 1883. Nietzsche se sirve de la figura semilegendaria del filósofo persa Zoroastro del s.-VI a.C. para desarrollar su propia doctrina filosofía. El conjunto del libro narra los discursos que Zaratustra (Zoroastro) pronuncia entre los hombres para anunciar su nueva doctrina.



En la primera parte, Nietzsche habla de tres figuras fundamentales del espíritu: el camello (que soporta el dominio de la moral), el león (que crea una nueva moral, es libre) y el niño (que crea nuevos valores mediante el juego); asimismo, propone la necesidad de considerar las virtudes tradicionales como "adormideras", que impiden ver los valores verdaderos.



La segunda parte relata la segunda bajada de Zaratustra y Nietzsche ataca a quienes se oponen a la voluntad creadora de una moral libre. Al final de esta parte aparece la visión del "eterno retorno de las cosas", que aterroriza a Zaratustra por su radicalidad y es uno de los núcleos de su filosofía. Pero esta segunda parte termina también con un fracaso: Zaratustra regresa a su montaña, incomprendido por los hombres que no entienden cuanto dice y se ríen de él; el eremita tenía razón y Zaratustra se da cuenta.



La tercera parte tiene una importancia especial. En ella Zaratustra plantea la doctrina del "eterno retorno". Nietzsche expone esta doctrina empleando gran cantidad de símbolos y discursos alegóricos de gran belleza lírica.



La cuarta y última parte presenta a un Zaratustra anciano y desanimado ante el fracaso de su tarea, pero que todavía tiene la fuerza suficiente para reivindicar la necesidad de aquellos que denomina "hombres superiores". Éstos serán los únicos que podrán comprender su doctrina y vivir según la filosofía que Nietzsche representa: son los verdaderos "superhombres", que habrán anulado la mediocridad de la cultura occidental y constituirán una nueva clase de filósofos.











_______________________________________________________________________





El anticristo










Niestzche realiza ataques devestadores a la moral cristiana enlazados todos ellos al tema conductor del Superhombre y la Transmutación de todos los valores. Sin embargo, el cargo principal formulado al cristianismo en su obre sea acaso el haber provocado un atraso de casi 1000 años en el desarrollo de la ciencia y el haber condicionado y obstaculizado la busqueda de métodos y procedimientos científicos. Este atraso, se inaugura con la destrucción de la cultura antigua propiciada por San Pablo, el primer fundador de la Iglesia propiamente dicha.

Nietzsche afirma que lo verdaderamente anticristiano no es Satán ni todo el linaje diabólico presentado por la Biblia, , por el contrario, lo anticristiano es la vida misma, sus instintos vitales, la fuerza del hombre que se transfigura y se transforma en superhombre. Lo anticristiano es también la aparición de lo estrictamente humano en la dimensión ética.

EL HOMBRE NO SE DEBE YA AL CIELO, SINO AL LOS HOMBRES, he ahí el mensaje de este libro.











______________________________________________________________________











comenten.





.













Autor: VeRbOrGeNhEiT
http://libros-online-gratis.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada