Jueza de Paz No casa Homosexuales en Gral. Pico La Pampa

Jueza de Paz No casa Homosexuales en Gral. Pico La Pampa

matrimonio homosexual general pico jueza de paz



La jueza de Paz Marta Covella dijo que no casará a personas del mismo sexo. Aclaró que sí lo hará el juez suplente





La máxima responsable del Juzgado de Paz de General Pico hizo pública este viernes su posición contraria al casamiento de personas homosexuales y adelantó que se excusará de formalizar parejas en esas condiciones, convocando en tales oportunidades al juez suplente. "Si esto me cuesta renunciar e irme a mi casa lo haré sin problemas", aseguró. Así lo consignó en su edición del día el Diario de La Pampa en una nota fechada por su agencia.



Tras la sanción de la ley votada el jueves por el Senado de la Nación, la jueza de Paz de General Pico fundamentó en su “formación y fe cristiana” su rotunda negativa a involucrarse en la celebración de matrimonios entre homosexuales.



En diálogo con El Diario, Marta Covella de Falco dijo que “ahora van a modificar el Código Civil y se hablará de matrimonios, no se hablará de hombre y mujer sino de contrayentes. Pero quiero empezar diciendo que no soy discriminadora. Acá (al juzgado) han venido varones vestidos de mujer y cuando no tuvieron dinero para pagar el documento (DNI) les he pagado de mi bolsillo el trámite, la foto, todo. Y estoy dispuesta a hacer por ellos siempre todo lo posible menos esto (el casamiento)”.



“Se van a poder casar igual, porque los casará el juez suplente (Marcelo García Mossman). Pero yo, por una cuestión de principios cristianos, no puedo hacerlo. Porque en la Biblia Dios no aprueba esa forma de vivir. Me crié leyendo la Biblia y sé lo que Dios piensa. Dios ama a toda la gente pero no aprueba las cosas malas que hace la gente. Y una relación entre homosexuales es una cosa mala delante de los ojos de Dios”, argumentó la funcionaria.



“Para Dios los grises no existen, para Dios es blanco o es negro. Y esto es negro. Y como Dios no lo aprueba, yo no debo hacerlo. Cueste lo que cueste”, remarcó.



¿La jueza de Paz no respeta las leyes? Covella respondió: “La Biblia me enseña que primero tengo que obedecer la ley de Dios, y después la ley de los hombres. Yo lo tengo bien claro, no puedo cambiar las cosas. Obedezco o desobedezco, pero no las puedo cambiar”, definió.



“Yo no voy a esperar que todo el mundo me aplauda –dijo en otro párrafo-. Y hay gente que me va a condenar pero a mí no me importa porque lo que yo no quiero es que me condene Dios. Yo sé que cuando me muera empezaré a vivir una vida que no terminará nunca, es la vida eterna que Dios me promete. Y esa vida no la voy a hipotecar por nada ni por nadie. Que me acusen de lo que quieran. Dios me dice una cosa y yo la voy a obedecer a rajatabla, aunque me cueste el puesto, y aunque me cueste la vida, porque primero está lo que Dios me dice”, agregó.



“Hasta ahora nadie me ha dicho nada”, aseguró la jueza de Paz en referencia a políticos, jueces o legisladores de la provincia de La Pampa. Pero insistió en que “si esto me cuesta renunciar e irme a mi casa lo haré sin problemas. Aunque lo lamente por la gente, que sé que está muy conforme con la forma en que esto funciona”.



“Como vecina veo más rechazo que aprobación. Y hay que tener en cuenta la manifestación del otro día frente al Congreso, eran católicos y evangélicos. Y la ley se aprobó igual. Ellos (los senadores que dieron el visto bueno) deben saber que hay 200.000 personas que no los volverán a votar. La gente que estuvo allí tiene memoria”, sentenció.







FUENTE: http://www.maracodigital.com/#Vernota(17961,3)





Gracias por tu comentario




















Autor: noeroco12
http://libros-online-gratis.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario