Oscar Niemeyer

Oscar Niemeyer

arquitectura comunismo brasil Oscar Niemeyer Modernismo



Oscar Niemeyer (15 de diciembre de 1907)





"Mientras algunos sólo se ocupan de la fabricación de armas que siembran la muerte y la destrucción, los arquitectos construyen casas, fábricas, hospitales, escuelas, universidades... Son la antítesis de la destrucción, de la pobreza y de la incomodidad. Oscar Niemeyer es el mejor símbolo de una arquitectura que es conciente de su papel social, su verdadera función".



Jorge Amado










Cronología

1907- nace en Río de Janeiro

1922- se matricula en el Colegio de los Barnabitas "San Antonio Maria Zaccaria"

1928- termina los estudios superiores

1929- se matricula en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Río de Janeiro

1934-obtiene la licenciatura en Arquitectura en la Universidad de Río de Janeiro

1935- colabora con el estudio de Lucio Costa y Carlos Leao

1936- participa en el proyecto concerniente al Ministerio de Educación y de Sanidad; conoce a Le Corbusier y a Gustavo Capanema

1939- va a New York junto a Lucio Costa para proyectar el pabellón de Brasil en la Exposición Universal

1945- se afilia al Partido Comunista Brasileño

1946- es invitado a dar un curso en la Universidad de Yale

1947- obtiene el permiso de estancia en los Estados Unidos; va a New York para presentar un proyecto para la sede de la Onu

1954- va a Europa y participa en el proyecto para la reconstrucción de Berlín

1955- funda la revista "Módulo", en Rio de Janeiro; asume la dirección del "Departamento de Arquitectura y de Urbanismo de NOVACAP", encargado de la construcción de Brasilia

1956- es encargado de organizar el concurso para la elección del plano urbano de Brasilia, formando parte también de la comisión calificadora

1962- es nombrado coordinador de la Escuela de Arquitectura; va a Líbano para proyectar la Feria Internacional y Permanente

1963- es nombrado miembro honorario del Instituto Americano de Arquitectos de Estados Unidos







Obras

1938- Casa de Oswald de Andrade, Sao Paulo, Brasil

1943- Iglesia de San Francisco, Pampulha, Brasil

1952- Casa de Canoas, Río de Janeiro, Brasil

1954- MAM, Caracas, Venezuela

1957- Residencia Oficial del Presidente de la República, Brasilia; sede del Ministerio de Justicia, Brasilia;

1958- Catedral, Brasilia; Tribunal Federal Supremo; Sede del Gobierno Federal, Brasilia; Plaza de los tres Poderes, Brasilia;

1962- Palacio de Itamaraty, Brasilia;

1965- Aeropuerto de Brasilia;

1967- sede del Partido Comunista francés, París;

1968- sede de la Editorial Mondadori, Segrate (Milán); Centro Cívico, Argelia; Centro Musical, Río de Janeiro; Hotel Nacional, Río de Janeiro;

1969- Universidad de Constantine, Argelia;

1972- Centro Cultural, Le Havre, Francia;

1984- CIEPS, Río de Janeiro;

1987- Memorial de la América latina, Sao Paulo;

1991- Museo de Arte Contemporáneo, Niteroi;

1994- Museo del hombre y del universo; Torre de Embratel, Río de JaneiroDirección:

Oscar Niemeyer, Avenida Atlantica 3940,

CEP 22070-002 Rio de Janeiro, Brasil

Tel: +55 21 5234890 - Fax: +55 21 267 6388

http://www.niemeyer.org.br

1964- va a Israel por motivos de trabajo, pero se ve sorprendido por la noticia del golpe militar en Brasil, de este modo, retorna a su país en noviembre; es nombrado miembro de la Academia Americana de Artes y Letras

1965- deja la Universidad de Brasilia para protestar contra la política universitaria; va a París para la exposición de sus obras en el Museo del Louvre

1966- publica el libro "Quase memórias: Viagens"

1970- para protestar contra la guerra del Vietnam, se retira de la Academia Americana de Artes y Ciencias

1972-73- abre su estudio en la zona de los Campos Elíseos en París

1978- funda el "Centro Brasil Democrático CEBRADE", del que es elegido Presidente

1988- recibe el Pritzker Prize de Arquitectura

1990- se separa del Partido Comunista Brasileño

1995- recibe el título de Doctor Honoris Causa de las Universidades de Sao Paulo y de Minas Gerais

1996- recibe el León de Oro en la Bienal de Venecia







El último de los grandes representantes vivos del inicio del modernismo (Mies van der Rohe, Le Corbusier, Walter Gropius y Alvar Aalto fallecieron hace más de 30 años), superados ya los cien años de edad, continúa trabajando en su oficina en Río de Janeiro.







"No me atrae el ángulo recto ni la línea dura e inflexible creada por el hombre, lo que me atrae es la curva libre y sensual, la curva que encuentro en las montañas de mi país, en el curso sinuoso de sus ríos, en las olas del mar, en el cuerpo de la mujer preferida, y las del universo"









"Mi preocupación siempre es hacer una cosa diferente, que provoque sorpresa, que atienda a la técnica, que refleje el progreso de la técnica, del concreto armado que trabajo y que crea para el arquitecto un campo enorme de sucesiones diferentes".







"Durante mis conferencias, siempre he subrayado que la arquitectura no es lo esencial. Comparen la arquitectura con la vida, el ser humano, la lucha política, la contribución que hacemos todos a la sociedad para nuestros hermanos desheredados. ¿Qué representa la arquitectura con relación a la lucha por un mundo mejor, sin clases?».







"Llegué, vi el mar, las montañas de Río. Vi un paisaje fantástico que había que preservar".







"Mi miedo no es morir. Es no poder ayudar más a las personas que me interesan y que me necesitan".





Oscar Niemeyer, el arquitecto más célebre de Brasil, cumplió 100 años todavía muy vivaz, lúcido, trabajando e involucrado en muchos proyectos. Es el hombre que diseñó la capital del país, Brasilia, considerada su obra maestra. También le ha dado al mundo muchos joyas arquitectónicas, como la sede principal de las Naciones Unidas en Nueva York, el Museo de Arte Moderno de Caracas y la sede central del Partido Comunista Francés.



El último fundador sobreviviente del movimiento modernista de arquitectura todavía está lleno de ideas para diseños que se han convertido en conceptos aún más atrevidos. Entre sus próximos proyectos hay un nuevo edificio de arte para la ciudad española de Avilés. Él ha revelado en entrevistas que, a pesar que este proyecto recién estará listo en el 2010, es ya uno de sus diseños favoritos.





Museo Oscar Niemeyer, Curitiba, Brasil





Sede central del Partido Comunista, París, Francia.





Museo de Arte Contemporáneo, Niterói, Brasil





Edifcio Copan, São Paulo, Brasil





Catedral Nacional en Brasilia, Brasil.





Oscar Niemeyer: El arquitecto de las curvas y los grandes palacios








"Las ideas marxistas continúan perfectas, los hombres deberían ser más fraternos", dice el arquitecto Oscar Niemeyer, que trabaja todos los días en su oficina de Copacabana.






Oscar Niemeyer es conocido ante todo como arquitecto de Brasilia, capital del Brasil, que fue erigida a partir de la nada en los años 60. pero muchos otros proyectos lo han hecho célebre. Es el hombre que diseñó iglesias, pero que no obtuvo visa para los Estados Unidos; el hombre que construyó grandes monumentos para los obreros huelguistas, para los campesinos sin tierra. Es el arquitecto de la sede del Partido Comunista Francés en París etc.

Oscar Niemeyer no esconde sus opiniones: "No me callaré nunca. No esconderé nunca mis convicciones comunistas. Y quien me contacta como arquitecto conoce mis concepciones ideológicas. Durante mis conferencias, siempre he subrayado que la arquitectura no es lo esencial. Comparen la arquitectura con la vida, el ser humano, la lucha política, la contribución que hacemos todos a la sociedad para nuestros hermanos desheredados. ¿Qué representa la arquitectura con relación a la lucha por un mundo mejor, sin clases?".

Oscar Ribeiro de Almeida Niemeyer Soares. Es así como el arquitecto Oscar Niemeyer ha firmado algunos de sus últimos trabajos. Utilizar el nombre completo fue la forma que encontró para homenajear a su abuelo, el ministro del Tribunal Supremo Federal Antonio Augusto Ribeiro de Almeida, con quien vivió en la infancia y tuvo, según cuenta, los primeros ejemplos de solidaridad y justicia. "Mi abuelo fue un hombre útil y murió pobre", recuerda. "¡Qué orgullo! Hay tantos robando dinero público hoy". Inspirado en el ejemplo del abuelo entró a militar en el Partido Comunista Brasileño (PCB).

El presidente Kubischek le encargó el diseño de la nueva capital Brasilia. Con un salario de 40 mil cruceiros, absolutamente ridículo para la monumental tarea, Niemeyer exigió que el gobierno contratara a un puñado de amigos que, a primera vista, nada tenían que ver con la obra. Había un arquero del Flamengo y cuatro compañeros más "que estaban en la mierda y yo quería ayudar", confiesa.

A los 100 años, el arquitecto de Brasilia y de la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, considera que su mayor logro fue haber ingresado al PCB. Y con esa convicción, en 1945, donó su taller en la calle Conde Lages, en el centro de Río de Janeiro para la primera sede del comité metropolitano del partido. Años más tarde, también regalaría un apartamento a su amigo, el dirigente comunista Luis Carlos Prestes. "Las ideas marxistas siguen perfectas, los hombres deberían ser más fraternos", analiza.

En la arquitectura encontró la solución para no rebelarse al punto de participar en la lucha armada."La solución natural es la curva, presente en todo, en el razonamiento, en el universo, en la democracia y en la vida", filosofa Niemeyer.

Como lo expresó el escritor comunista brasileño Jorge Amado: "Mientras algunos sólo se ocupan de la fabricación de armas que siembran la muerte y la destrucción, los arquitectos construyen casas, fábricas, hospitales, escuelas, universidades... Son la antítesis de la destrucción, de la pobreza y de la incomodidad. Oscar Niemeyer es el mejor símbolo de una arquitectura que es conciente de su papel social, su verdadera función".

"Fui llevado a la policía varias veces. El interrogatorio de siempre: Cuba, Fidel, artículos publicados en la Unión Soviética. Un día trabajábamos en los proyectos de los ministerios y, para facilitar los contactos, un oficial, antiguo conocido nuestro, nos servía de interlocutor. Un día me dijo: "Fui llamado a Río. Usted va a ser apresado mañana. Dicen que dio dinero a un subversivo que anda escondido en Brasilia". Al día siguiente, por precaución, fui con mi colega Italo Campofiorito a verificar si en la oficina había alguna cosa comprometedora. Y reímos sorprendidos: el primer libro que encontré era de poemas de mi camarada Marighella, con una dedicatoria muy fraternal para mí. No fui preso, dicen que así lo decidió el ministro".

En 1964, en un cuarto de hotel de Lisboa, se entera por la radio de que la dictadura militar había sido instaurada en Brasil. Su oficina en Río fue invadida y saqueada. Sus proyectos, tales como el aeropuerto de Brasilia, comenzaron a ser rechazados. Un decreto especial de De Gaulle le dio derecho a trabajar como arquitecto en Francia. En 1967, diseñó la sede del Partido Comunista Francés. Niemeyer sólo volvió a vivir definitivamente en Brasil a comienzos de los años 80, con la apertura política.

Con muchos proyectos, llega todos los días a su oficina, con vista hacia el mar de Copacabana, a las 9 de la mañana, y sólo vuelve a casa después de las 9 de la noche. "Me gusta sentirme útil", explica. Uno de sus últimos trabajos fue encargado por Fidel Castro: un monumento contra el bloqueo económico a Cuba.

En el portarretratos sobre la mesa, se ve al líder comunista Luis Carlos Prestes, en un local indefinido (un acto de protesta, se presume) y fecha incierta (el rostro es joven y altivo). "Prestes fue un gran líder, un gran brasileño. Una figura excepcional que dedicó toda su vida a nuestro pueblo".

"Estuve con él en París cuando volvió de la Unión Soviética y el vínculo con el partido ya era difícil. Después, mantuvimos el mismo contacto y la misma amistad hasta el último día. Fue una historia de lucha política llena de problemas, pero siempre vivida con mucho respeto. La memoria de Prestes fue siempre cultivada y engrandecida por quienes se ocuparon de ella. Desgraciadamente no ocurrió lo mismo con Stalin, a quien privaron de todo en sus últimos días. Basta interesarse por el asunto para sentir cómo fue de odiosa la campaña organizada contra él. Meses atrás, recibí la visita de un amigo ruso, comunista, descontento con lo que pasa en su país, pero que confía en que todo volverá al pasado, con el pueblo protegido y feliz, más pronto de lo que se piensa. Durante su conversación tan auténtica, quise saber lo que piensa hoy el pueblo ruso sobre Stalin. Y fue categórico: "Estamos de acuerdo con todo lo que él dijo e hizo". Y tenía razón. Quien se interese por la vida de ese gran líder soviético se va a sorprender con el ejemplo de determinación y coraje que representa. Desde los 14 años, Stalin estaba en el partido, cuando fue preso y enviado a Siberia. Después fue aquella actuación política decisiva, enviando armas para Mao Tse-Tung en China, para los republicanos durante la Guerra Civil Española, apoyando a todos los partidos comunistas del mundo. Y esto sin hablar de su victoria contra el nazismo, héroe de Stalingrado, figura extraordinaria para siempre grabada en el corazón del pueblo soviético. Todo esto explica su determinación contra quienes querían cambiar el sentido de la Revolución de Octubre, por la cual lucharon y murieron miles de camaradas. De lejos es muy fácil criticar. Ya escuché a un sujeto hablando mal de Mao Tse-Tung y de Fidel. Fidel, un sujeto fantástico que unió a América Latina, un sujeto que liberó a Cuba de la presión norteamericana. La revolución cubana fue fantástica. De modo que la gente tiene que respetar a esas personas".




- ¿Pero entonces por qué fracasó el modelo? ¿Por qué cayó el comunismo?



-"El comunismo no cayó. El capitalismo sí va a desaparecer y por esto mismo se muestra cada vez más violento y contradictorio, desafiando principios ya establecidos como el de la autodeterminación de los pueblos, antes tan respetado. Quien conoce el patriotismo del pueblo soviético, quien lee los grandes clásicos donde éste está siempre presente, no puede dudar de que pronto todo estará de vuelta otra vez. No un comunismo diferente, como algunos sugieren, sino el comunismo que los más pobres conocieron y que les garantizó un apoyo y una solidaridad que desaparecieron. El mundo va a cambiar, mi amigo. La miseria es demasiado grande para no ser atendida".



- ¿Dónde comenzó el fin?



- "El fin del capitalismo comenzó hace mucho tiempo".



- ¿Cuál es su idea de Gorbachov?



- "Es una mierda, sobran los comentarios".



- ¿Cómo ve usted la situación actual de la izquierda? ¿Cómo cree que esto va a evolucionar en los próximos años? ¿Acabó el comunismo? ¿Acabó el socialismo? ¿Venció el pensamiento único, o esto es una cosa que va más...?



- "Lo importante es que tengamos siempre la idea de un mundo mejor dentro de nuestros corazones. La vida es la que nos va a guiar, concientes de que todo tiene un límite. Si la miseria se multiplica y la oscuridad nos envuelve, ahí vale la pena encender una luz y arriesgar. Fue lo que Fidel hizo con la Revolución Cubana, convirtiéndose en el gran líder de América Latina".



- ¿Ve hipótesis de guerra?



- "Por todas partes. Hasta en la Amazonia puede ocurrir si la invadieran, como se dio en el Vietnam".

Hay consignas rayadas en las paredes del enorme salón de Niemeyer: "Cuando la vida se degrada y la esperanza huye del corazón de los hombres, la revolución es el camino a seguir", por ejemplo. No es necesario ser perito de alguna policía secreta para adivinar al autor del crimen. El trazo irregular, como si fuese puntuado de minúsculas e infinitas curvas, lo denuncia.









enlace: http://www.videos-star.com/watch.php?video=TG_oSxb7i6o





Fuentes: http://culturaimlp.blogspot.com/2008/06/oscar-niemeyer.html

http://es.globalvoicesonline.org/2008/02/25/oscar-niemeyer-100-anos-de-una-arquitectura-audaz/

http://www.floornature.biz/articoli/articolo.php?id=16&sez=6

http://www.estudiocaos.com/molodoi64/niemeyer.htm





















Autor: Piccolina
http://libros-online-gratis.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada