Piense y deje de ser “Comunista"

Piense y deje de ser “Comunista"

intolerancia abismo comunismo pseudofilosofia



Piense y dejé de ser “Comunista"





Cojo el Comunismo disfrazado de socialismo. Cojo –por ahora- el líder que lo promueve.









El día en que el Gobierno decide por ti, se termina tu libertad. Cuando el gobierno se proclama por; el control central de la producción, de la cultura, de la educación –incluyendo los programas-,  la manera de administar la salud,  la forma cómo un legitimo propietario de un apartamento, puede recibirlo de vuelta y también de a quién le reparte la poca energía que produce y cuanta gasolina se puede comprar en los estados fronterizos; cuando todo eso sucede – a pesar de que le digan otra cosa- usted vive en Comunismo. Sí todavía no has caído en cuenta, a eso en Cuba se le llama Comunismo. Sí todavía no lo sabes, el que se opone a esa funesta realidad, es privado de libertad en esa isla caribeña.



Cuando el gobierno se vuelve empresario y decide cuál modelo de nevera y lavadora debe comprar el pueblo, de qué marca y capacidad, usted pierde su capacidad de decidir libremente y a eso, llámele como él le llame, se le conoce como planificación central comunista. Ese es el mismo gobierno que usa la ventaja de los dólares que no entrega y deja de pagar los impuestos de importación, para luego decirnos que los empresarios privados son especuladores porque venden caro.



El día en que el gobierno decidió que usted debe ver los programas “culturales” de los sopotocientos canales de televisión del estado y las disertaciones de los intelectuales gobierneros, en casi todo el espectro radial, usted, sin saberlo, fue conducido al Comunismo.



Cuándo una parte importante de su tiempo se dedica a zanquear la harina, la leche, el aceite para cocinar y a esperar que regrese la energía eléctrica, usted, apreciado lector, aún cuando no lo quiera reconocer, ha sido “cogido” por el comunismo. De que vale tener una casa y una nevera en un lugar donde el valor más preciado ha desaparecido. Nuestra libertad de pensamiento vale más que una nevera y una vivienda. Piense como les explicará a los nietos que a usted lo compraron con una lavadora.



En las próximas elecciones, usted tiene la responsabilidad de decidir que quiere para su vida y la de sus hijos, incluyendo; un presidente por veinte años –catorce que llevará mandado más seis que pretende le entreguemos-  y su disposición a vivir de las limosnas de un gobierno que definitivamente, miente sobre nuestro presente y engaña acerca de nuestro futuro. Las hijas de Chávez no dan vueltas por los supermercados para conseguir la leche que les dan a sus muchachos. La otra alternativa se llama democracia, progreso y libertad.



Este líder, aquejado por un mal en su rodilla, no será operado en Cuba, ni sus radiografías se le harán en un CDI, después de hacer una larga cola. Este líder nos vende comunismo, pero vive en medio de las facilidades y lujos capitalistas. Mis deseos por que se recupere rápido de la rodilla, nada peor que un líder cojo, administrando un comunismo cojo.





Fuente




















Autor: pedrojon
http://libros-online-gratis.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada