Presentación del libro de República Gada

Presentación del libro de República Gada

Crónica Presentación libro bienvenidos a república gada llanto de mudo.






La salida

La cosa había arrancado el viernes a la mañana. Sabiendo que me iba de viaje a la noche, no era excusa para dejar el blog descolgado ese mismo viernes, así de paso no me atrasaba en los resúmenes y tocaba Asarotte no Omocha. Es por eso que a la mañana me puse a verla y luego a resumirla. Al finalizar, eran las 15:37 y ya me empezaba a discolocar de preparar una muda de ropa para poder bañarme una vez me dieran alojamiento. Sin embargo el viaje a último momento se estuvo a punto de frustrar. Por suerte lo solucioné rápido y el trabajo iba a poder realizarse efectivamente una vez que vuelva. No voy a dar detalles. Así que de ahí partir fuí para lo del editor y motor de que se haya publicado mi proyecto: Ricardo de Luca. Dos pizzas eran la cena que llevaba desde Morón hasta Devoto. Al llegar, se llegó a la cuenta de que fueron las pizzas más kilométricas que jamás hayan existido. Tras comerlas... a las pizzas, claro malpensados, fuimos derechito para la estación de Retiro. Allí nos encontramos con el socio de Ricardo, el señor Brian Janchez acompañado de su novia. Nosotros (Ricardo y yo) salíamos derechito para Córdoba a las 22:25, mientras que ellos salían casi una hora más tarde... no recuerdo. Hora de subir. Tras comprar dos Gatorades para mantener la hidratación lo más posible durante el largo viaje, subimos al Chevalier que nos llevaría derechito hacia la capital cordobesa.



La torutra y la tan ansiada llegada.

El viaje fue algo tortuoso. Sueño, mucho sueño es el que tenía. Sin embargo no pude pegar un puto ojo. No había posición en la conchuda butaca semicama. De un lado, del otro, la película que no me dejaba dormir (un de un soldado de Irak que descubre que lo de las armas masivas era chamuyo como todos sabíamos desde antes que empezada la guerra.) Intenté dormirme con música... esa nunca falla. Pero falló. Buta Otome no sirvió para eso, Iron Maiden -con lo que generalmente concilio el sueño- Resultado... mucha inquietud, dolores de cuello y el culo acalambrado. La llegada fue una gran noticia para mi, porque esperaba poder dormir un poco en la casa de alguien. ¡Error! Al llegar a la terminal a eso de las 7:30, estuvimos esperando con Ricardo durante un buen tiempo. En eso se nos ocurre llamar a Brian para saber por donde estaban... y recibimos la curiosa novedad de que habían llegado hace una hora... ¿Como hizo para salir una hora después y llegar una hora antes? No entendíamos. Inmediatamente nos pusimos a desayunar en el buffet de la terminal y al rato llegaba Andrés Accorsi (Si, el de Comiqueando) con una voz hecha mierda producto de una gripe. Eso si, no aflojó en darle a la Levité de Manzana bién helada. El también venía a presentar su libro 365 Comics por año, en el cual se recopilan sus entradas diarias en el blog del mismo nombre. una locura total leer esa cantidad en un año... más o menos como yo con el animé, pero él con mucha más variedad de cosas. Realmente es un tipo que ama la historieta. Más tarde pasó a buscarnos Diego Cortés, gran jefe en editor de Llanto de Mudo, gran autor de toda ésta movida y con una extensa carrera en la autoedición desde hace 16 años. Apenas llegó, nos mostró las ediciones finales de los 6 libros lanzados... realmente hermosos.



La previa

Salimos de la terminal en dos taxis. Fuimos derechito a la Galería Cinerama, Allí se encontraba el local de los chicos de Llanto. Allí nos esperaba un Gustavo Sala, Autor marplatense muy conocido que ya nos recibía con un "Bienvenido a Córdoba" como si él jugara de local. Capo total. El refugio de los chichos que nos editaban era un hermoso local con histotietas a morir, y con Mangas que ni ustedes se imaginaban que existían y que nadie se atrevería a subtitular, pero que son grandes obras de artes de autores de la concha de la lora, que escapan al tan horrendo manga comercial. Justamente allí tuve el gusto de conocer a Luciano Saracino, un chabóncito de anteojos muy energético como sus rulos que va a convivir con los pinguinos antárticos por un tiempo. Estuvimos un tiempo dando vuelta y ahí contesté uno de los comentarios de Lotte no Omocha desde el local. Estuvimos hablando un poco de lo que se iba a hacer en la tarde. Así que acompañamos a los chicos a comprar algunas cosas para ajustar detalles y de ahí salimos a las 3 de la tarde aproximadamente hacia el Centro Cultural España.





El momento cumbre

La gente iba llegando y había una mesa con las publicaciones en la mesa. Brian era de los primeros autores, junto conmigo que fui en el taxi con Nicolás Brondo, co-editor de Llanto. El muchacho llegó antes a Córdoba y pudo dormir algo, pero al menos recibimos la cómica noticia de que el perro de su novia lo meo mientras dormía. La gente llegó poco a poco y las ventas empezaron sobre todo con la obra de quien fué orinado por un canino celoso: McKosher, una historieta autobiográfica de como se intenta sobrevivir y morir en el intento en un McDonalds de comida judía. Inmediatamente empezaron las charlas de los organizadores y editores donde nuestro turno (de Brian y mio) era el segundo. Me preguntaron a mi primero de mi primera experiencia como autor de libro, lo que me costó y lo que buscaba con rep gada. Lamentablemente no pude terminar de cerrar la idea y Marcelo Sala me mató con una pregunta que me llevó a una respuesta muy complicada de armar, porque terminé hablando de lo mal que viene el fandom del animé y sobre todo, que aún en los eventos, mucha oportunidad no se le da a los autoeditores... Inmediatamente siguió Brian, quien ya tenía su segunda experiencia como publicado por Llando de Mudo y Ediciones Noviembre. Hubo un receso en el cual me quedé charlando con Accorsi donde me dijo un par de cosas interesantes como para que tome en cuenta a la hora de declarar. "No cerrás bien las ideas cuando hablás". La voz de la experiencia habló y se notó mucho cuando le tocó hablar a él. Muchos años encima tiene Andrés. Es por eso que después cuando fui entrevistado para una radio online cordobesa, tuve encuenta lo que dijo el periodista y pude hablar más relajado y contestando mejor lo que tenía que decir. Claro, tampoco habían 50 personas mirándome (Que en realidad no veía porque la luz del reflector me estaba encandilando), era mucho más íntima la cosa así que me fué más facil de manejar. Después de eso, la jornada terminó con grosos dibujando en vivo y con firma de ejemplares.



El cierre y donde carajo dormimos

La noche terminaba con una cena en una pizzería un tanto chiquita para los más de 30 tipos -y minas- que éramos. Las mismas eran como a mi me gustan: Chorreantes de Muzzarela. Claro que con ésto mandé a la mierda la dieta y con eso recuperé los 3 kilos que bajé en dos semanas... creo. Entonces al finalizar, terminamos siendo guiados por Nico Brondo hacia un hostel del que escuchó rumores en un bondi... pues los rumores eran ciertos... un pedazo de hostel impecable. Muy hermoso. Lamentablemente, al llegar, no fuimos bien recibidos por la dueña del local porque no tomaban huespedes después de las 10 de la noche... eran casi las 12:30. Así que resignados, con Ricardo nos estabamos llendo y bajado la escalera por la desazón de no poder aprovechar el hermoso lugar para dormir. Sin embargo una de las chicas que atendía -seguramente la hija de la señora- bajó rápido y nos reconoció como quienes éramos y que estabamos en la presentación de los libros. Golazo, porque ella nos dejó quedar. Ya tengo su face, así que cualquier cosa, ya podemos hacer las reservas antes de ir. Tras hacer el registro, nos fuimos a la habitación 8 donde al sacarme las zapatillas *censura*. Por lo tanto decidí tirar esas putas medias a la basura. Iba con la idea de bañarme, así que pude colocarme mi muda de ropa 2 con indumentaria de Ferrari y así ver lo que fue el excitante gran premio de China... Dato anecdótico, es que Felipe Massa salió 6º pero corrió excelentemente... estaba para ser 2º o hasta para poder ganar, pero las ruedas no aguantaron. Al finalizar la carrera pude dormir un ratito.



El laaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaargo retorno a casa

Ricardo me despertó a las 8:15... qué raro que no sonara el celular porque había puesto la alarma a las 8:10... y como siempre lo tengo abajo de la almohada es imposible que no lo escuche. Bajamos a desayunar y me quemé la lengua como un pelotudo con un café extremadamente caliente. Aún así no me detuve en desayunar y le di masa a las tostadas con dulce de leche primero y con tostadas después. Café con leche en polvo fue la infusión de la mañana. A las 8:45 salimos a la terminal donde esperamos el micro que nos dejaría en Buenos Aires. Al llegar lo tomamos y finalmente pude dormir a pesar de las incómodas posiciones. Lo malo fue que el micro paró en todos los pueblos existentes... y si no los había, los fundaba para parar. Rosario y otra más fueron las paradas más largas: 20 minutos... en total 40 minutos de viaje que se pudieron ahorrar. Llegamos a la calle Thames por Panamericana donde nos bajamos. Allí tomamos el 21 que a mi me dejaba en Liniers y a Ricardo en Devoto, cerca de su casa. Al llegar a la estación de tren, estuve esperando el jodido transporte que cada vez anda para la reverenda cajeta y parecen esforzarse en hacerlo, durante 50 minutos. Cuando vine, me bajé en la estación de Morón y me dirigí hacia la Plaza San Martín donde tomé el primer 236 que apareciera: Aromos. Llegué a casa, revisé el face, el blog, las declaraciones de Felipe Massa y me fui a dormir a eso de las 12:30. El día había cambiado y yo tenía que ir a trabajar por la mañana.



Ayer estaba arriba, hoy estoy abajo.

Justamente a las 8 de la mañana me levanté y fui a laburar. Atrás había quedado el éxtasis y la euforia de un fin de semana largo pero intenso, con grandes experiencias. Las obligaciones del obrero argentino debían cumplirse, pero claro, no desaproveché la posibilidad de promocionar el manga en cuanto pudiera. Varios de los músicos ya conocían República Gada desde , así que hay promesas de compra junto con algunos contactos de MSN. Supongo que irá bien a la larga. Eso espero, porque ya se habla de un segundo libro. La sinfónica terminaba de tocar, debía desarmar y subir las cosas en la comioneta para llevarlas al depósito donde guardo los atriles e instrumentos de percusión. Es tarde, decido visitar gente que no visito hace mil. No encuentro a nadie, pero no importa, eso me permitiría llegar más temprano a casa. Compro dos paquetes de rúcula para encontrar monedas y parto a mi destino. Al llegar intento descargar [C] The Money of Soul and Possibility Control, pero Internet anda para el reverendo carajo, por lo tanto no pude terminar de bajarla y es por esto que decidí compartir el fin de semana atareado con ustedes.





Bienvenidos a República Gada: $15 desde hoy en Córdoba y desde la semana que viene en Buenos Aires. 64 páginas.



PRESENTACIÓN EN BUENOS AIRES DE LOS LIBROS:






Nota: Lamentablemente no tengo las fotos, todavía no me las mandaron, y para colmo, a la camara mía se le rompió el obturador. Por eso no saqué nada.













Autor: Lord_Felix
http://libros-online-gratis.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario